22 octubre 2006

VII - Marcos

Reconozco que soy cambiante, suelo confundir a simple vista. Nadie se engañe con mis chistes y mi aparente buen humor.
Mi primera reacción –y la más constante y evidente- ante la tristeza es el silencio. Me hundo en un abismo inexpugnable del que ni yo mismo podré reconocer alguna vez todos los recovecos. Me dejo llevar por la pesadez, me entrego a la espiral descendente y en un momento no queda nada más que una profunda sensación de vacío; casi ni alcanzo a trazar un pensamiento, la realidad desaparece, la fantasía desaparece.
Suele pasarme cada vez más seguido esto de darme cuenta que al final estamos solos. Cada uno solo. No es como esa canción de Fander, así estoy en el mundo sin tu amor. No. Así estoy en el mundo siempre. Muchas veces hacemos la vista gorda, pretendemos ignorar semejante certeza, soslayamos la verdad irrefutable. Pero si queremos ser felices debemos hacerlo solos. Y cómo hacemos los que no podemos estar solos? Yo quise ser feliz y con ella y ahí está la paradoja. Ni ella fue feliz conmigo ni yo con ella. Ni yo fui feliz por ella ni ella por mí, aunque sea una afirmación viciada de errores: nadie hace nada por otro que no sea causar daño. Si no decime: de qué te sirve que alguien te ame? De qué te sirve que alguien te ame si no podes ser feliz? De que te sirve amar a alguien? Eso te hace sentir completo? Boludeces! Seguimos vacíos. Vinimos vacíos y moriremos vacíos.
Ahí tienen: la segunda reacción es la broca.
Creo que la tercera es el desgano. Quería contarles cómo era yo, pero se me fueron las ganas porque hoy, como casi todas las horas de casi todos los días, estoy triste.

10 Comentarios:

Blogger Turca dijo...

Epa...
Qué pena tanta tristeza...

2:01 a. m.  
Blogger Kico dijo...

Bien por Marcos... sabíamos que es un tipo reflexivo.
Ahora, me parece que le está haciendo falta un alegrón... y si lo vista La Colorada?

:P

Saludos

Kico

3:54 p. m.  
Blogger Gabriel dijo...

Se le salió la cadena al chabón... yo que vos no me acerco por un rato.

Viste cuando pone esa cara? mmmm...

Che, pero el marido de la colo juega al rugby... mmm

Pará... noticia de último momento! Me acaban de pasar una data bomba: parece que a Marcos le cayó una ficha cuando volvió del bautismo... sip

10:46 p. m.  
Blogger plumetti dijo...

Permiso... pasaba vi luz y bueh...

No conozco a Marcos porque paso por primera vez, pero la verdad es que muchos pensamos a veces que a la larga estamos solos en este mundo.

Sin coincidencias y sin acercamientos exitosos a los que nos lleva la naturaleza humana, sin duda nos quedaríamos bastante abandonados, porque también somos bastante yoicos no? y hasta un poco egoístas para relacionarnos.

Saludos y buena fortuna a Marcos y a vos.

11:36 a. m.  
Blogger Gabriel dijo...

Gracias por pasar Plumetti :D una sorpresa y una alegría!

Intentaré contarte que tampoco lo conocemos tanto a Marcos, que hasta ahora vendría a ser un personaje secundario... pero parece que anda con ganas de patear el tablero.
Veremos qué resuelven los guionistas.
Beso y gracias otra vez por pasar en nombre mío y de mi socio en este crimen, el tío Kico :D

5:48 p. m.  
Blogger Carmen dijo...

Soy nueva por aca, pero en materia de tristezas, tengo alguna experiencia. Déjese llevar mi amigo, sufra y le hacemos el aguante. Ya va a pasar. Sana sana, culito de rana. . . .
un abrazo

10:29 p. m.  
Blogger Mikaelina dijo...

Ser feliz es una boludez, quédesela y sea infeliz con ella, luego escriba poesía.

Un saludo, mr. uninvited

5:52 p. m.  
Blogger ANYELYT.. dijo...

Hay mucha tristeza, en ocaciones nos sentimos solos, esperamos con ancias la llegada de alguien o algo lindo que nos aparte de dicho sentimiento ojala pronto llegue ese algo, es la primera vez que entro a tu blog me parece muy lindo.
SALUDOS.

1:30 a. m.  
Blogger Marina dijo...

uninvited, agarré la historia en el capítulo VII, así que voy a tener que leer la historia al revés, cosa que ya he hecho en otras oportunidades y no deja de ser interesante :)
debe ponerse difícil ese muchacho de a ratos, no???
pongo el hombro...

10:35 p. m.  
Blogger Uninvited dijo...

Marina!!
Qué sorpresa una visita de alguien por acá... y mucho más una visita suya!
Lamentablemente este espacio quedó vacío, como habrá podido oCservar, hace mucho tiempo ya.
Mi colega Kico anda por otros rumbos menos literarios que laborales/hogareños, ahora es un tipo casado y que trabaja; y por mi parte se me hace difícil remontar una historia que nació de una idea en conjunto, como que me sentiría un usurpador (todo esto por no querer reconocer públicamente que se me caen menos ideas que a la selección de Maradona).
Agradezco nuevamente su visita, en nombre de los dos "autores", pero lamentablemente esto no da para más.
Igual no lo queremos borrar, cada tanto suelo venir a refrescarme con estos escritos porque reflejan un momento muy especial de mi vida y la diversión que me dió pergeñar esto con mi amigazo Kico Peralta.
Un beso, vecina oriental :)

3:29 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un vínculo

<< Volvamos